En el sector nos damos consejos laborales, ayudamos, buscamos y ofrecemos trabajo

  • Continuamos con la segunda entrega de esta sección.

  • Somos los patrocinadores de las quedadas Betabeers en Huelva. ¿Quieres unirte? Próximas fechas y formulario de inscripción aquí

Tras la gran experiencia vivida con Noemí Ferrera os traemos una nueva entrega de “Entre cervezas con Agilia”. Hoy contamos con la presencia de Juan Antonio Nuñez, ponente de la próxima sesión de Betabeers que promete dar bastante guerra. Además, tenemos la suerte que es una parte más de nuestro gran equipo de desarrollo. ¡Comencemos!

Cuéntanos, ¿quién es Juan y por qué decidió orientar su carrera profesional en el ámbito tecnológico?

Me llamo Juan y tengo 33 años. Siempre he estado trasteando con ordenadores y mi perfil fue el de diseñador gráfico. Estuve trabajando varios años de esto en Madrid por mi cuenta alternándolo con otras labores. Pero por circunstancias me volví a Huelva y decidí reorientar y ampliar mis conocimientos sobre informática y estudiar DAW.

Soy consciente de que he comenzado insultantemente tarde en esto, pero espero superar este escollo y convertir esta profesión en mi vida

A pesar de estar en tus primeros años de trayectoria profesional, ¿tienes idea de en qué campo quieres especializarte?

 Bueno, de momento llevo muy poco tiempo en esto como para tener siquiera un esbozo de ésto… De momento se podría decir que mi perfil se asemeja bastante a lo que sería un full stack aunque de momento he estado desarrollando aplicaciones para móvil y es algo en lo que me encuentro cómodo, sobretodo por el hecho de ser un medio en el que se está avanzando mucho en los últimos años.

Y actualmente, ¿tus objetivos a medio y a largo plazo?

 De momento no puedo estar más contento con la situación en la que me encuentro.

Tras terminar las prácticas me he quedado trabajando en esta misma empresa; puedo evolucionar como programador, ver tecnologías nuevas, me dan mucha libertad a la hora de participar en los proyectos. Además, puedo aprender de mis compañeros de trabajo que son grandes personas y profesionales.

 

Todo este proceso es una retroalimentación de ideas y proyectos que está transformando la sociedad tal como la conocemos.

¿Qué percepción tienes del sector TIC en Huelva/Andalucía?

No creo poder dar una opinión formada sobre el estado en el que se encuentra el sector en Andalucía la verdad. Aunque he de decir que al estar en Betabeers he quedado sorprendido de los grandes profesionales que hay en este sector y trabajando en empresas punteras como GitHub, Snapchat o que han trabajado en Microsoft, así que tampoco nos irá tan mal… Si que es cierto que estos talentos al final marchan a otras empresas. Y también que en Internet es abrumadora la cantidad de ofertas que hay en el sector TIC que vienen fuera de Andalucía

Pero como ya te digo estas opiniones están fundadas sobre cábalas mías así que…

Bajo tu punto de vista, ¿cuáles crees que son las tecnologías que van a crear un mayor impacto en el sector?

Difícil pregunta… Todos los días salen tecnologías nuevas pero al final parece que son las viejas las que prevalecen, quien sabe si por costumbre, por eficiencia o por qué.

Si preguntas por mi opinión personal yo personalmente alucino cuando veo cosas como Node, Vue, Ionic, Laravel, AngularJS. Creo que son tecnologías con un enorme potencial que quién sabe cómo evolucionarán… Ves saltos entre versiones como los que hay entre Angular2 y Angular4 y te quedas anonadado.

 

Háblanos un poco de la importancia de que se celebren eventos como Betabeers. ¿Qué opinas al respecto?

Descubrí Betabeers cuando estaba haciendo mi segundo año de estudios. Me encontré con Antonio Santos, de casualidad, mientras acudíamos a la cabalgata de Reyes Magos. Hacía muchos años que no nos veíamos y cuando le comenté lo que estudiaba me habló de su trabajo y me comentó la iniciativa Betabeers.

Y qué decir, acudí a un evento y quedé encantado; conocí a muy buenas personas y profesionales del sector. Siento que encajé allí estupendamente y me alegré mucho de que existiese una iniciativa tan “altruista” y con tan buena acogida.

Si hablas sobre estos eventos con una persona que no conozca esto ni nuestro canal de Slack puede pensar que nos hacemos competencia entre nosotros. Sin embargo creo que es totalmente lo contrario: nos damos consejos laborales, nos ayudamos, buscamos y ofrecemos trabajo.

Esto es algo que siempre me ha fascinado del sector. Todo este proceso es una retroalimentación de ideas y proyectos que está transformando la sociedad tal como la conocemos.

 

 

Huelva fue la ciudad con la que creciste, ¿qué cosas crees que hacen de ella un lugar distinto donde trabajar?

Qué decir de mi ciudad… Estuve muchos años en Madrid y siempre la eché mucho de menos.

La gente creo que no valora lo suficiente (quizás porque no lo ha vivido) la ausencia de atascos, no tener que llevarte dos horas al día metido en un transporte para llegar a tu casa, la gastronomía…

Quizás suene algo típico pero no está pagado terminar tu jornada laboral y poder llegar en 20 minutos a la playa y darte un baño, ver a tus amigos o a tu familia; creo que un factor crucial en este sector es tener un entorno familiar/social/mental saludable.

Aparte de tu ocupación profesional, ¿a qué dedicas tu tiempo libre?

La verdad es que mi tiempo libre lo suelo dedicar al sector audiovisual, música, cómics, cine, series, videojuegos, libros.

Soy un ávido devorador de todo este tipo de material, ya con 8 años iba al cine acompañado de mi padre a ver películas como Terminator 2 o Demolition Man  y andábamos desmontando joysticks de las recreativas para soldarlos y convertirlos en “mandos” para la Master System.

Creo que tengo unas 2.000 películas votadas en FilmAffinity así que por ahí andan los tiros.

Para acabar esta entrevista nos gustaría que les dijeses unas palabras a todos aquellos chicos que persiguen tu mismo sueño.

Yo no animaría a nadie al que no le guste la informática a dedicarse a esto, la verdad.

Al contrario que en otras profesiones, la programación exige un esfuerzo continuado y una dedicación plena para mejorar y no quedarse atrás. Los primeros años creo que son duros y todos los días te enfrentarás a un reto diferente que tendrás que solucionar, así que no hay que desfallecer ni sentirse doblegado ante la adversidad.

Como un día leí en una camiseta:

ODIO PROGRAMAR…

ODIO PROGRAMAR…

ODIO PROGRAMAR…

ODIO PROGRAMAR…

¡FUNCIONA!

¡¡¡ PROGRAMAR ES UN FLIPE !!!