Los tiempos cambian y evolucionan a una velocidad cada vez más asombrosa. Una de las principales razones, sin lugar a duda, es el papel tan relevante que está protagonizando las tecnologías. En anteriores posts hablamos sobre cómo tecnologías emergentes como Blockchain pueden ser usadas en el día a día. Sin embargo, ¿qué ocurre con la inteligencia artificial en las empresas?

En la siguiente entrada explicaremos algunas de sus aplicaciones. A su vez, mostraremos qué nos ofrece la inteligencia artificial en el ámbito empresarial.

¿En qué sectores usamos la IA?

Debido a su versatilidad, la inteligencia artificial puede ser utilizada en segmentos de mercado muy diferentes entre ellos. Tal es así que no nos sorprende que sea unas de las tecnologías con mayor perspectiva de crecimiento de uso en los próximos años. Algunos de los casos de uso más notorios los encontramos en:

  • La formación directiva. Ayuda a simplificar, optimizar y mejorar los procesos de toma de decisiones. ¿Cómo lo logran? A través del Machine Learning y del Deep Learning. Este programa recapitula datos y resultados pasados, desarrollando así una experiencia que nada tiene que envidiar a la humana. Una innovación más que necesaria en la era de los datos instantáneos.
  • El sector sanitario y biotecnológico. Permite obtener diagnósticos más rápidos gracias a análisis más precisos de las muestras médicas. La inteligencia artificial permite identificar los factores genéticos que hacen que estemos más predispuestos a sufrir unas enfermedades que otras.
  • Comercio. A través de estas herramientas podemos prever cuáles serán los pronósticos de venta. Además, encontramos aplicaciones tan interesantes como la optimización de inventario. Esta nos ayudará a pronosticar los ingresos y nos da una aproximación sobre las compras a realizar.
  • El ámbito educativo. Gracias a ella hemos pasado de una educación genérica a una más personalizada; estudia las capacidades de los alumnos y los asigna a distintas clases de estudio y apoyo. Se trata de ajustar la educación a las necesidades reales del alumno, entendiéndole y sabiendo en qué asignaturas el profesor puede sacar su potencial.
  • Servicios financieros. Una de las aplicaciones de la inteligencia artificial en las empresas es el poder pronosticar el riesgo de las inversiones financieras. Estos datos se pueden obtener de manera automática.

Las aplicaciones de la inteligencia artificial en las empresas

¿Cómo aplicar las tecnologías emergentes en tu estrategia de negocio? ¿Qué nos ofrece la Inteligencia Artificial? Estas son algunas de las razones por las que pensamos que esta tecnología emergente dará que hablar en los próximos meses:

  • Automatización de procesos. Gracias a las máquinas inteligentes las tareas pueden ser programadas. Esto provoca una optimización de los recursos existentes y una reducción en los tiempos de desarrollo. ¿Y sabes que es lo mejor? Que es adaptable a distintos tipo de procesos.
  • Análisis de datos. Los usuarios generamos datos en todo momento. A las empresas por tanto les interesa conocer la información más relevante a través de un sistema que los “resuma”. Por ello es necesario que se desarrollen sistemas informáticos que gestionen, ordenen y analicen datos no estructurados.
  • Innovadora. Al liberar recursos tras utilizar las primeras soluciones basadas en la inteligencia artificial se crea una nueva rutina en la empresa/oficina; las máquinas virtuales se dedican a realizar las tareas más monótonas mientras que el equipo humano puede comenzar a desarrollar tareas más creativas y gratificantes.
  • Aprendizaje de errores. Con la ayuda de machine learning, los sistemas informáticos registran los errores y hacen todo lo posible para evitar que vuelvan a ocurrir en ocasiones futuras. Esto permite que se puedan generar estrategias adaptadas a los objetivos reales de la empresas fomentando así la eficiencia de las mismas.

Si bien las tecnologías han llegado para quedarse, todavía es una incógnita hasta qué punto estas evolucionarán. ¿Y tú qué piensas al respecto? Cuéntanos y no te olvides de seguirnos en nuestros perfiles en Twitter, LinkedIn y YouTube.